estar bien remunerado.

Uno de cada tres empleados cántabros cobra menos de 655 euros al mes.

Una precariedad laboral que se salda con casi un 94% de trabajos temporales. el hecho de que uno de cada tres trabajadores (el 29% del total) cobre menos de los 655 euros al mes que supone el salario mínimo y que se hayan vuelto a superar los 40.000 parados son algunas de las cuestiones que « hacen que siga vigente en Cantabria la necesidad de salir a la calle para reivindicar un cambio radical de las políticas tanto nacionales como regionales ».

La pobreza que es lo único que avanza

En Cantabria la precariedad laboral se ha mantenido « como una maldición divina« , de forma que conseguir un trabajo indefinido en la región es « una anécdota ». El 53,6% de los contratos temporales firmados son de menos de un mes; o que los cántabros cobran 675 euros anuales menos que hace cinco años.

Además, 67.700 trabajadores cobran por debajo del salario mínimo, es decir, el 29% de los trabajadores, casi uno de cada tres, recibe menos de 655 euros. La región se encuentra en un « círculo vicioso », un « bucle melancólico de la crisis que no deja levantar cabeza ». En este sentido, con salarios bajos y precarios las empresas no son competitivas por lo que « hay que preguntarse a dónde queremos ir ».

Fuente modificada : El diario montanes

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.

*