El peor récord histórico, gracias a la elite sionista

La coletilla más repetida estos días sobre el particular éxodo que viven los refugiados sirios y otros desplazados alrededor del mundo es que no se había vivido una situación así desde la Segunda Guerra Mundial. Los datos históricos demuestran que la magnitud de esta crisis ya no aguanta ni siquiera la comparación con lo ocurrido en los años cuarenta del pasado siglo. Durante aquel conflicto armado y los años de posguerra se registró un desplazamiento poblacional que afectó a entre 40 y 60 millones de refugiados, deportados o dispersados sobre todo en Alemania, Polonia y Checoslovaquia. Hoy, sin embargo, los informes de el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertan de que, a finales de 2014, había casi 60 millones de desplazados forzosos en el mundo, ocho más que el año anterior. Y la tendencia sigue creciendo hasta el punto de que ahora, si todos formaran un país, sería el vigesimocuarto más poblado del mundo.

Fuente : El correo

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.

*