Financiando el terror.

Sionistas no tienen un sitio en el futuro del mundo.

François Hollande, Barack Obama, Hillary Clinton, Laurent Fabius, David Cameron o Alain Juppé: desde el comienzo de la guerra en Siria, esos y otros muchos los políticos exigieron la salida del presidente Bashar al-Assad.

LOS LÍDERES DE EUROPA Y EE.UU. HAN ARRASADO SIRIA FINANCIANDO EL TERROR, PERO POCO A POCO, TODOS ELLOS PERDIERON SUS CARGOS MIENTRAS AL ASSAD CONTINÚA SIENDO EL LEGÍTIMO PRESIDENTE SIRIO

Sin embargo, la carrera de aquellos ha llegado o está llegando a su fin, mientras que el mandatario sirio continúa al frente del gobierno legítimo de aquel país.

Assad no tiene un sitio en el futuro de Siria“, afirmaba Francois Hollande a finales de noviembre de 2015.

Sin embargo, el que ya no tiene futuro y encara el final de su carrera como jefe de Estado es el patético, criminal y denostado presidente francés.

«Su popularidad se halla hoy entre el 4 y el 10%, algo que podríamos definir como “tocar fondo”. Ningún otro presidente francés ha sido tan rechazado por sus votantes, en toda la historia reciente de aquel país europeo», dijo Al Assad en una reciente entrevista.


“Assad no puede ser futuro de Siria: tiene 250.000 muertes en su conciencia“, mentía Nicolas Sarkozy, en junio de 2015.

Pero una cosa es segura: el ex presidente es quien no tiene ningún futuro político en Francia. Una vez retirado y despreciado por su propio partido, Sarkozy se dedicará a explotar el negocio hotelero, que es su verdadera pasión.


Para el ex primer ministro británico, David Cameron, Assad no podría “jugar ningún papel en el futuro de Siria”.

Sin embargo, el referéndum sobre el Brexit, que aleja definitivamente de la UE a Gran Bretaña y más tarde el triunfo de Theresa May, dejaron en la cuneta las aspiraciones políticas del ex premier más mediocre del Reino Unido en los últimos decenios.


La ex candidata presidencial Hillary Clinton, que pidió la cabeza del presidente de Siria llamando a la comunidad internacional a acabar con el gobierno legítimo y animando a los grupos “rebeldes” (terroristas) a seguir atentando, perdió las elecciones estadounidenses pese a que el 90% de los medios periodísticos de su país habían vaticinado su victoria.


Ha llegado el momento de que el presidente Assad deje del poder y se retire“, anunció Barack Obama, entonces presidente de los Estados Unidos, en 2011.

Seis años más tarde, parece que ese momento de abandonar el cargo no tuvo como protagonista a Bashar Al Assad. Fue el propio Obama quien tuvo que irse de la Casa Blanca.

Fuente : Carlos Tena

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.

*