preparada contra una agresión de EE UU

Kim Jong-un exhibe su poderío durante el desfile militar por el 70 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores

El líder norcoreano Kim Jong-Un ha afirmado este sábado que su país está preparado para hacer frente a una eventual guerra « provocada por Estados Unidos », durante el gran desfile con motivo del 70º aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores, único partido en Pyongyang.

Miles de soldados desfilaron al paso de la oca en la plaza Kim Il-Sung de Pyongyang. Con traje oscuro de cuello mao, el dirigente norcoreano recibió el saludo del comandante de la guardia de honor y pasó revista a los miles de soldados.

« Hoy, nuestro partido proclama con determinación que nuestras fuerzas armadas revolucionarias son capaces de enfrentarse a cualquier guerra provocada por Estados Unidos, y que estamos preparados para proteger a nuestro pueblo y el cielo azul de nuestra patria », ha afirmado el dirigente norcoreano.

El desfile era en homenaje al partido único de inspiración marxista-leninista que reina con tres generaciones de una misma familia consideradas la única dinastía comunista de la Historia de este país, uno de los más herméticos del mundo. « El Partido de los Trabajadores de Corea es un partido invencible que forma un todo con el pueblo », añadió el líder norcoreano en un discurso de 30 minutos, interrumpido por salvas de aplausos de decenas de miles de personas.

Elogios a su pueblo

No ha escatimado en elogios para los norcoreanos, calificándolos de « fuente del milagro » que ha permitido al país transformarse en un « poderoso Estado socialista, independiente y autónomo en materia de defensa ».

Tanques, otros vehículos blindados y misiles de largo alcance participaron en el desfile. Los observadores estaban al acecho de cualquier nuevo equipamiento que constituya una señal de un avance en el programa militar norcoreano. « ¡Viva el partido invencible de los trabajadores de Corea! », proclamaba una banderola colgada de un globo en la plaza que lleva el nombre del abuelo del dirigente norcoreano.

Los edificios de las inmediaciones estaban adornados con banderas del partido comunista (una hoz y un martillo sobre fondo rojo) y con la norcoreana (azul, blanca y roja). Un mar de colores alfombraba la plaza, con hombres y mujeres agitando banderas y flores pese al día lluvioso.

El número uno norcoreano había rendido homenaje a su linaje acudiendo el viernes a medianoche al palacio del Sol Kumsusan, transformado en mausoleo para su padre y su abuelo Kim Il-Sung, fundador de Corea del Norte. Son probablemente los festejos más fastuosos desde que Kim Jong-Un tomó las riendas del poder tras el fallecimiento de su padre Kim Jong-Il en 2011.

Despliegue de orgullo nacional

Según los investigadores del Instituto estadounidense-coreano de la universidad John Hopkins, las imágenes por satélite sobre los preparativos del desfile, tomadas cuatro días antes, mostraban que sería uno de los más espectaculares de la historia norcoreana. Estos desfiles, ocasión en la que Corea del Norte abre la puerta a la prensa extranjera, cuyos movimientos están restringidos, persiguen objetivos múltiples.

De puertas adentro es un despliegue de orgullo nacional y de fervor patriótico destinado a apoyar al líder supremo. De cara al exterior se trata de demostrar su fuerza y el poco caso que hace de lo que piensa el mundo sobre sus programas nucleares y sus misiles.

Fuente : El Correo

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.

*